910 480 000

Noticias

Mantente al día de las novedades de nuestro sector

Cómo mejorar el trabajo en equipo

10.12.2019

Para que una empresa o negocio consiga los resultados esperados es necesario que cada uno de los integrantes tengan un buen espíritu de trabajo en equipo. Con ello se puede conseguir, que cuando surjan tareas más complicadas durante la jornada laboral se puedan desempeñar de forma más efectiva y logrando mejores resultados.

Es por ello, que todos somos conscientes que con un buen trabajo en equipo se puede ahorrar una gran cantidad de tiempo sin olvidar lo favorecedor que resulta para el clima laboral la consecución de objetivos comunes. Sin embargo, en muchas ocasiones nos olvidamos de lo que se puede lograr conjuntamente y nos ceñimos a lo que hacemos de forma individual. Por eso, a continuación, queremos establecer algunas pautas recomendables para mejorar el trabajo en equipo.

COMO MOTIVAR A UN EQUIPO DE TRABAJO

Para conseguir esa mentalidad conjunta de trabajo en equipo, la principal figura que debe tomar los comportamientos oportunos es el jefe o encargado de guiar a los individuos que forman parte del equipo.

Uno de los primeros aspectos en los que se debe dar ejemplo es en la capacidad de delegar y confiar en las aptitudes del resto de trabajadores. De esta forma, se sentirán reconocidos como parte de los objetivos logrados y se conseguirá ese sentimiento de pertenencia a la empresa. En este sentido, es importante no estar constantemente juzgando la forma de trabajar del resto de compañeros. Lo cual, a su vez, no implica que no se debe corregir o ayudar para conseguir mejores resultados.

Además, delegando tareas más sencillas se podrán desarrollar profesionalmente el resto de trabajadores mientras que el jefe tendrá más tiempo para dedicar a las tareas verdaderamente importantes.

Como hemos dicho anteriormente lograr objetivos comunes aumenta el sentimiento de pertenencia de los trabajadores a la empresa. Y para conseguirlo, es importante favorecer una comunicación tanto en sentido ascendente como descendente, es decir, entre jefe y empleados y viceversa. Estar en permanente contacto acerca de cómo van las tareas, si existen dudas o problemas que se puedan solventar o incluso si existe alguna otra cuestión que haya sido idea del trabajador para lograr mejores resultados o para que se realicen dichas tareas más rápidamente. En cualquier caso, mantener esta buena comunicación con el objetivo de entender que los objetivos individuales son pequeñas metas que deben motivar a realizar el trabajo diario para conseguir objetivos más grandes y que suponen el crecimiento y desarrollo de la empresa.

Para lo cual, existen herramientas como puede ser la telefonía IP con la que no sólo contarás con una red interna de comunicación perfecta entre empleados sino también te permitirá realizar videoconferencias. Para poder comunicarte a pesar de que las sedes de tu empresa estén ubicadas en distintas zonas o países.

LIDERAZGO Y TRABAJO EN EQUIPO

Tras conocer las distintas fórmulas para conseguir un buen clima de trabajo en equipo, se ha podido comprobar la importancia del encargado para lograr la consecución de los objetivos. Por ello, hay que identificar las diferencias entre un jefe y un líder. Una de las más relevantes es que un líder es aquel capaz de inspirar, servir de ejemplo y, sobre todo, obtener las mejores capacidades de todos sus trabajadores. Un líder es capaz de motivar para lograr encaminar las habilidades de cada uno hacia un trabajo en equipo que permita hacer crecer al negocio. Siendo vista esta figura como una persona cercana y que tratará de enfocar el potencial de cada uno.