910 480 000

Noticias

Mantente al día de las novedades de nuestro sector

¿Qué es el apagón analógico y cómo puede afectar a mi empresa?

22.09.2021

Como ya hemos hablado en posts anteriores, 2025 es el año clave. Las grandes empresas de telecomunicaciones ya han estipulado que es cuando está previsto que la red de cables de cobre que hasta ahora han regido nuestras vidas y nuestras comunicaciones dejará de ser necesaria y el 100% de la red estará cubierta por fibra óptica. A partir de ese momento ya no tendrá sentido diferenciar entre telefonía normal o telefonía VoiP, porque toda la telefonía estará vinculada a internet. Los terminales estarán conectados a la red o directamente podremos hablar mediante extensiones y aplicaciones en nuestros ordenadores y puestos de trabajo. A este gran cambio se le está llamando en los medios especializados “apagón analógico” y puede afectar mucho a las empresas.

No es la primera vez que atendemos a discursos apocalípticos sobre grandes cambios tecnológicos -si tienes ya una edad recordarás el miedo que le cogimos al llamado “Efecto 2000”, que luego quedó en nada-, o que nos enfrentamos a caos de infraestructuras generales -como cuando la TDT se implantó en nuestros televisores-. No hay porqué afrontar este nuevo cambio con temor, pero sí hay que saber que viene y que viene de verdad. Muchos de nuestros clientes ya están preparados para ello porque sus centralitas virtuales seguirán funcionando igual que hasta ahora o incluso mejor, pero si tu contrato de telefonía sigue anclado a una línea de la Red Telefónica Conmutada deberías empezar a buscar una centralita virtual.

Para empezar, te conviene saber que ese “apagón analógico” implicará que el teléfono y las conexiones de baja amplitud desaparecerán (adiós al adsl), así que no va a haber opciones. Para que este cambio sea a mejor, vamos a resumir las ventajas que tiene y tendrá la telefonía VoIP:

  • Configuración más sencilla: En sus primeras fases, la telefonía conectada por internet precisaba de servidores y terminales especiales, en ocasiones costosos, que hacían complicada la instalación y configuración. Esto se ha superado y ahora mismo es incluso más sencillo de activar que una línea telefónica convencional.
  • Servicio más económico: Se abre el mercado de operadores y la competencia hará que haya más tarifas y más adaptables, por lo que podremos tener una central virtual económica sin problemas.
  • Mayor estabilidad: Al principio las conexiones telefónicas virtuales podían caerse o sufrir latencias, tal y como pasaba con las primeras videoconferencias. Pero actualmente los servidores y los softwares asociados son muy estables y fiables.
  • Opciones integradas: Al tener un teléfono VoIP tendrás automáticamente buzón de mensajes, grabación de llamadas, menús de opciones, desvíos de llamada, integraciones con ordenadores, salas de videoreunión privadas, etc.
  • Ampliaciones sencillas: Tener una extensión más será una simple cuestión de desearlo.

Esperar a ese año 2025 no tiene sentido, porque el futuro está aquí ya, y mientras la competencia ya está aprovechando estas virtudes de la telefonía VoIP tú podrías estar jugando con desventaja y con menos opciones. Si necesitas más información, sólo tienes que contactar con uno de nuestros agentes.